subida de tarifas eléctricas

Los regantes anuncian movilizaciones

Hemos hablado con Andrés del Campo, presidente de FENACORE, la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España, afectados por la subida de las tarifas eléctricas.

5
1 votos
16-01-2009
Publicidad
FENACORE anuncia posibles movilizaciones para los próximos meses ante lo que consideran una abusiva subida del precio de la energí­a como consecuencia de la deuda que el Ministerio de Industria tiene contraí­da con las grandes compañí­as del sector. Hemos hablado con Andrés del Campo, presidente de FENACORE.como FENACORE anuncia posibles movilizaciones para los próximos meses ante lo que consideran una abusiva subida del precio de la energí­a como consecuencia de la deuda que el Ministerio de Industria tiene contraí­da con las grandes compañí­as del sector. Hemos hablado con Andrés del Campo, presidente de FENACORE.como
Ante los repetidos desplantes del Ministerio de Industria con los regantes, FENACORE anuncia posibles movilizaciones ante lo que consideran una subida desproporcionada de la tarifa energética.
En declaraciones a nuestra revista, Andrés del Campo, Presidente de la Federación , afirma que el origen de este problema es que “desde hace unos cinco años se ha ido generando una deuda del Ministerio de Industria con las compañías eléctricas” y que “por interés político” no se subió el coste de la energía. Esa deuda, que en la actualidad se estima en 14.000 millones de euros, es el motivo por el que las grandes compañías, concretamente, Endesa e Iberdrola, “que actúan como un oligopolio” están presionando al gobierno para su cobro. “El Ministerio ha dicho que esa deuda hay que pagarla, caiga quien caiga”, sostiene Del Campo, y prevé que “en ese caiga quien caiga se afecta, no solamente a sectores sensibles como el nuestro, sino también a potenciales beneficiarios de esa agua ahorrada que se deriva de lo que nosotros hacemos”.
 
En el año 2001 se puso en marcha el Plan Nacional de Regadío que preveía la transformación de cerca de dos millones de hectáreas de regadío y cuya primera fase finaliza en diciembre de 2008. A estas alturas, se han transformado un total de 800.000 hectáreas que han pasado de regarse por un método de superficie, que no necesita ningún tipo de energía a un riego de presión; bien por aspersión o por goteo, que exige un mayor consumo eléctrico. En medio de este proceso, y apunto de iniciarse la segunda fase, que debe durar hasta 2013, el gobierno ha introducido cambios en la legislación que, de momento, se han traducido en una supresión de las tarifas especiales y en dos subidas, una del 30% y otra de cerca del 60%. “Esto puede hacer fracasar la modernización de los regadíos, porque los costes son muy superiores”, afirma el Presidente de FENACORE que considera que “en estas condiciones, la transformación del regadío se hace inviable”.
 
Aunque el pasado junio se presentó una serie de puntos de negociación, en estos momentos, las conversaciones giran básicamente en torno a una reducción del IVA, que ahora mismo es del 16%, hasta el 7% y pagar en función de lo que consumen y no de la potencia contratada, lo que se convierte en una especie de tarifa plana por la que tienen que pagar “aunque haya meses en los que no se riega”.
 
Sobre lo primero, Del Campo señala que “hemos presentado abundante documentación a Pedro Solbes sobre el ejemplo de los regantes en Italia”, sin embargo, reconoce “el Ministerio nos lo ha agradecido pero nos ha contestado que ahora no procede”.  En relación a esto, recuerda que esta propuesta fue aprobada en el Senado con votos del PP, CiU y BNG y que posteriormente, fue rechazada en el Congreso, donde, “solo el PP y CiU mantuvieron la propuesta” y denuncia que “el argumento del PSOE es que la nuestra era una oferta coyuntural y que ellos eran partidarios de soluciones estructurales”, a lo que añade que “no entiendo que quieren decir con eso de estructurales”.
 
Sobre la tarifa, la Federación reivindica pagar “únicamente por la potencia realmente utilizada”, porque en este momento, “hay regantes que solo riegan tres meses al año y tienen que pagar el coste de término de potencia contratado, aunque sólo lo utilices una hora”.
Sobre una posible solución a estos problemas, el Presidente de la Federación de Regantes afirma que “si no hay un cambio radical, soy pesimista” y denuncia que “llevamos queriéndonos reunir con el Ministerio de Industria desde septiembre, pero el Gobierno no aparece”. Y aunque espera “no tener que llegar al recurso de la movilización”, anuncia que “si llega el momento, hablaremos con los agricultores, los sindicatos y las asociaciones agrarias” porque considera que es un problema que afecta a todos, incluso al mismo equilibrio demográfico por el “éxodo que se está produciendo en el campo” ya que las condiciones de vida resultan cada vez más difíciles.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad