El gobierno revisa a la baja las previsiones económicas

No es serio, es indignante

Hace apenas una semana Zapatero dijo que "a partir de marzo pueda recuperarse el empleo". Hoy el Consejo de Ministros anuncia para 2009: una recesión económica del 1,6%, un 16% de paro y un 5,8% de déficit público.

0
0 votos
16-01-2009
Publicidad
El Consejo de Ministros acaba de aprobar la revisión de los presupuestos que se aprobaron hace apenas un mes, el pasado 18 de diciembre. Una revisión tan completa y profunda que los invalida por completo, y que nadie se puede creer que no supieran cuando los estaban aprobando cuál era la situación de recesión de nuestra economí­a que ahora describen. Eso serí­a aún peor. ¿Pero entonces por qué siguieron adelante? ¿Por qué los aprobaron a sabiendas de que no serví­an para nada? El Consejo de Ministros acaba de aprobar la revisión de los presupuestos que se aprobaron hace apenas un mes, el pasado 18 de diciembre. Una revisión tan completa y profunda que los invalida por completo, y que nadie se puede creer que no supieran cuando los estaban aprobando cuál era la situación de recesión de nuestra economí­a que ahora describen. Eso serí­a aún peor. ¿Pero entonces por qué siguieron adelante? ¿Por qué los aprobaron a sabiendas de que no serví­an para nada?
La nueva revisión reconoce, y ahora por escrito, la recesión económica y que la crisis en 2009 será aún más dura: “España se enfrentará en 2009 a los momentos más difíciles de la crisis”, según dice ahora Solbes. El Consejo de Ministros ha rebajado las previsiones de crecimiento del 1% que dicen en los Presupuestos al -1,6%. Será la primera caída del Producto Interior Bruto (PIB) desde hace 16 años.
 
El gobierno reconoce también que el paro será la principal víctima de la crisis y seguirá empeorando durante 2009. Frente a una tasa del 12,5% que pusieron en los Presupuestos, anuncia que se disparará hasta el 15,9%. Eso significa que estiman una destrucción de unos 730.000 empleos. Y se quedan cortos. Desgraciadamente todos los pronósticos anuncian tasas de paro en torno al 17% o más y que llegaremos al millón de parados más. En cuanto al déficit público el gobierno prevé que alcance el 5,8%, frente al 1,6% previsto en los Presupuestos Y se mantendrá siempre por encima del 3%, al menos hasta 2011, como consecuencia de las medidas aprobadas contra la crisis.
 
Con estas previsiones, el gobierno que preside Zapatero dice ahora que los primeros síntomas de recuperación no se notarán hasta 2010. Rectificar es de sabios. Pero cuando lo que se rectifica es producto de un “engaño masivo” el problema es grave y preocupante. No merecemos un gobierno que, por intereses partidistas esté jugando con la gravedad de la situación económica para ganar tiempo respecto al que se supone su opositor político el PP, confundir a los ciudadanos y poder seguir planteando “planes de rescate” para entregar cientos de miles de millones a las banca, las multinacionales del automóvil o las eléctricas.
 
La oposición al gobierno de Zapatero son los millones de españoles, especialmente de las clases trabajadoras, sobre los que está recayendo el mayor coste de la crisis.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad