Retrocesos contra el cáncer

La sustancia P

De Sustancia Prometedora, a Sustancia Prohibida, así­ parecen acabar algunas promesas de la investigación del cáncer en España.

0
0 votos
16-01-2009
Publicidad
Usando Internet para la investigación de remedios contra ciertas enfermedades te permite localizar los más variados caminos para luchar contra ellas. Pero es recomendable siempre ir a la fuente y topar con la realidad. Usando Internet para la investigación de remedios contra ciertas enfermedades te permite localizar los más variados caminos para luchar contra ellas. Pero es recomendable siempre ir a la fuente y topar con la realidad.
Recientemente, a cuenta de unas gestiones para ayudar a un buen amigo, localicé las investigaciones del pediatra sevillano Dr. Miguel Muñoz y su equipo de médicos del Hospital Infantil del Virgen del Rocío de Sevilla, entorno a la sustancia P, un neurotransmisor implicado en el cáncer. Llamaba la atención una de sus afirmaciones “Ésta es la principal causa por la cual nace el interés de erradicar la enfermedad: el trato con los pacientes. Son muchos años viendo el sufrimiento y la impotencia que produce ver el daño que hacen los tratamientos habituales del cáncer. Esa es la fuerza que nos lleva a investigar y a hacer muchos esfuerzos durante muchos años”.
Después de más de 20 años investigando la sustancia P y la forma de utilizar las sustancias que bloquean sus receptores para eliminar el cáncer evitando los efectos indeseables de la quimioterapia, el gobierno andaluz anunciaba en agosto de 2007 una dotación de 227.700 euros para su experimentación in vivo.
Más de un año después del anuncio, al comunicarme con el Dr. Muñoz para conocer el estado actual de su investigación in vivo, puesto que no encontraba otra noticia reciente sobre ella, me llegó un mensaje sorprendente. Reproduzco una parte de su contestación.
“…sobre la aprobación de un ensayo clínico en 2005, para el tratamiento con antagonistas de los receptores NK-1 (Aprepitant) en pacientes con cáncer, por desgracia y por motivos ajenos al espíritu del mismo, el señor gerente del Hospital Virgen del Rocío y su equipo directivo se niegan a realizar el mismo, alegando que quieren el 50% de la patente que hay sobre el uso de los antagonistas de los receptores NK-1 para el tratamiento de cáncer. Ya llevamos mas de 3 años y por desgracia no tienen la mínima intención de llevarlo a cabo, a pesar de que en las ultimas dos décadas la esperanza de vida en el cáncer no ha mejorado absolutamente nada, y que muchas personas han pedido su uso y no se lo han autorizado. Este tipo de tratamiento podría ser un paso de gigante en la mejora y supervivencia de pacientes con cáncer, pues este tipo de compuestos actúan selectivamente sobre las células cancerosa (actúan sobre la diana que son los receptores NK-1 y que las células cancerosas sobre expresan), son liposolubles (difunden la barrera hematoencefalica) y sobre el huésped tienen efectos, pero positivos: antiemético (anula vómitos), ansiolítico, antidepresivo, analgésico y antiinflamatorio. El ensayo está aprobado, yo no puedo hacer nada mas, ahora por desgracia todo depende de estos señores. Un cordial saludo, Dr. Miguel Muñoz”
Estaría bien que el 50% de la patente de cada medicamento aprobado por las grandes farmacéuticas fuera destinado a los hospitales españoles, pero ni eso es así ni nada que no pase por sus manos parece tener derecho existir.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad


COMENTARIOS

florencia (invitado) 25-10-2017 21:01

Hola quise comunicarme con el Dr Miguel Muñoz por el mismo tema y no se adonde dirigirme, me podras enviar el mail con el cual tu pudiste comunicarte?