SUSTO EN LA CIA

Selección de prensa internacional

El diario Granma, desde La Habana, comenta la elección de León Panetta como nuevo director de la CIA. Anunciando las más que probables turbulencias a las que se va a enfrentar

0
0 votos
16-01-2009
Publicidad
Gaza, Afganistán, el nuevo jefe de la CIA y los planes de defensa de Brasil son los temas que traemos hoy a la selección de prensa internacional. Con respecto a Gaza, el Diario del Pueblo de Pekí­n informa en su edición de ayer cómo el Pentágono, en medio de la ofensiva israelí­ contra Gaza, está suministrando desde sus bases en Europa armamento al ejército de Israel. El silencio de Obama y la despedida de Bush están en parte ocultando el papel de EEUU como último y auténtico responsable de la agresión.
 Selección de prensa internacional
Gaza, Afganistán, el nuevo jefe de la CIA y los planes de defensa de Brasil son los temas que traemos hoy a la selección de prensa internacional. Con respecto a Gaza, el Diario del Pueblo de Pekí­n informa en su edición de ayer cómo el Pentágono, en medio de la ofensiva israelí­ contra Gaza, está suministrando desde sus bases en Europa armamento al ejército de Israel. El silencio de Obama y la despedida de Bush están en parte ocultando el papel de EEUU como último y auténtico responsable de la agresión.
La declaraciones del portavoz del Pentágono a la agencia Reuters lo ponen claramente de manifiesto: no es sólo que Israel nunca se hubiera atrevido a una acción militar de esta envergadura sin el plácet de Washington, sino que sería incapaz de llevarla adelante sin la colaboración activa del Pentágono.
El diario Granma, desde La Habana, comenta la elección de León Panetta como nuevo director de la CIA. Anunciando las más que probables turbulencias a las que se va a enfrentar, al tratarse de un dirigente no vinculado a los servicios de inteligencia, y que por tanto es previsible que trate de implantar una nueva dirección política para la agencia. El diario recuerda el caso de varios antecesores de Panneta en sus mismas circunstancias, acosados de tal forma por la propia CIA que se vieron obligados a dimitir. La orquestada campaña de reacciones en contra de su nombramiento, parecen apuntar a que éste pueda  ser uno de los “puntos calientes” –por ser, justamente, un elemento central en el mantenimiento de la hegemonía norteamericana– donde Obama se vea obligado a recular y olvidar sus promesas de cambio.
El alemán Deutsche Welle se pregunta si con la llegada de Obama, Europa estará en condiciones de asumir sus responsabilidades y adquirir nuevos compromisos. El sólo enunciado de la pregunta orienta la contestación de un medio –no lo olvidemos– que de alguna manera es portavoz oficioso de la cancillería alemana. “Los tiempos en que otros países garantizaban nuestra seguridad pertenecen al pasado”, resalta el artículo. Es decir, Alemania debe pasar a asumir que su seguridad y su defensa no pueden depender de EEUU. Remachando la idea al advertir que la inminencia de las elecciones federales alemanes no pueden convertirse en una excusa para los partidos gobernantes de “reducir costos y rechazar responsabilidades en la política exterior”.
Especial atención, por último, merece el artículo que reproducimos del medio digital argentino Argenpress, un medio nacido en Buenos Aires el año 2002, al calor de una reunión de periodistas latinoamericanos que tuvo lugar en La Habana un año antes, y que en la actualidad cuenta con 70.000 suscritos y 200.000 lectores diarios. En él se hace un estudio pormenorizado de la nueva estrategia de defensa adoptada por el Brasil de Lula. Señalando acertadamente el doble aspecto que encierra el ascenso de Brasil como potencia regional emergente. Si por un lado toda la nueva estrategia se basa en el desarrollo de las capacidades nacionales de defensa (investigación científica, desarrollo tecnológico e industrial, fabricación de armamentos,...) de una forma independiente, del otro la innegable tendencia hacia el liderazgo regional que ha asumido Brasil empuja también a considerar una suerte de alianza estratégica con Washington. Alianza con el doble objetivo de contrapesar y frenar las tendencias más revolucionarias y antihegemonistas del continente, al tiempo que se produce un “reparto” de áreas de influencia entre ambos.
 
¿QUIÉN ECHA LEÑA AL FUEGO EN EL CONFLICTO DE GAZA?
A pesar de los esfuerzos internacionales por mediar entre las partes del conflicto de Gaza, el combate continúa e Israel y Hamas han rechazado el alto el fuego (...) La defensa parcial de Israel por parte de EEUU constituye la causa principal que impide resolver el problema. Inmediatamente después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el 9 de enero, con 14 votos a favor y cero en contra, la resolución sobre una tregua de las partes del conflicto de Gaza, un dignatario del Pentágono reveló que EEUU está dispuesto a enviar municiones a Israel, lo que constituye el echar leña al fuego en el conflicto de Gaza (...)
¿Qué es lo que apoya la actitud intransigente israelí contra Hamas? Quizá una nota de Reuter ha revelado la verdad: las autoridades miliares estadounidenses se disponen a contratar un barco mercante para enviar municiones a Israel en el mes de enero. El medio citó a un portavoz del Pentágono para decir que el envío de las municiones está destinado a un arsenal estadounidense en Israel y EEUU establecerá arsenales para cubrir las necesidades urgentes de armas. En los documentos revelados por la Comandancia del Transporte Marítimo de la Armada de EEUU, el barco mercante contratado trasportará en dos ocasiones un total de 325 contenedores de municiones, desde el puerto Astacus de Grecia hasta el puerto Ashdod de Israel.
El portavoz dijo que en consideración de la seguridad, no quería hacer comentarios sobre la línea de navegación a seguir por la nave, pero solo confirmó el plan estadounidense de enviar municiones a Israel.
El envío de las municiones acordado por EEUU e Israel en 1990 está destinado al abastecimiento militar de éste último, y está planeado previamente de acuerdo con la práctica habitual en vez de dirigirse a la actual situación de Gaza, dijo el portavoz estadounidense, agregando que el plan se realizará a la iniciativa de EEUU. Sus innecesarias declaraciones revelaron los verdaderos propósitos de EEUU de la entrega de las municiones a Israel en los momentos cruciales del conflicto de Gaza (...)
DIARIO DEL PUEBLO. 16-1-2009
 
 
SUSTO EN LA CIA
POR JEAN-GUY ALLARD
La noticia cayó como una piedra en el potaje de los capos de la Compañia: el Presidente electo Barack Obama eligió como próximo jefe de la CIA a Leon Panetta, un ex jefe de despacho de Bill Clinton, que es —hasta que se sepa— ajeno a la llamada comunidad de la inteligencia norteamericana.
Un sacrilegio para la mafia de los irreductibles de las guerras sucias que espían, sobornan, secuestran y torturan en cada rincón del planeta para terminar librando informes que justifican invasiones, masacres y genocidios.
Horror: Panetta ha expresado críticas, el año pasado, contra las políticas de tortura de la administración de George W. Bush y sus cómplices (...)
Este abogado de 70 años tendrá —al poner el pie en su oficina— que empezar por ahí mismo: el saneamiento del infernal programa de secuestro, tortura y cárceles secretas de la CIA, incluyendo el campo de suplicios de la base ilegalmente ocupada de Guantánamo.
Apenas difundido el rumor del nombramiento, se abría el fuego. Con una admirable cohesión de los francotiradores. Buena oportunidad de ubicar a quien pertenece a la familia.
Desde Washington, la agencia española EFE —¿será "incrustada"?— recogía en un instante media docena de manifestaciones de descontento, al señalar que la decisión del presidente "ha causado perplejidad entre los expertos y el rechazo inicial de influyentes legisladores".
Se cita a The Washington Post: ''Obama dejó pasmado al mundo del espionaje". Luego a la demócrata Dianne Feinstein: ''La agencia estaría mejor servida con un profesional del espionaje al frente en estos momentos''. Se menciona al presidente saliente de ese mismo comité, John D. Rockefeller IV: "Está perplejo con la selección'', según uno de sus asesores. "Cree que la CIA necesita a un director con una amplia experiencia en el mundo del espionaje". Y a un "veterano de la CIA" de apellido Scheuer que comentó al San Francisco Chronicle: ''No tiene ninguna experiencia que sugiera que tiene talento alguno en el campo de la inteligencia''.
Conclusion: se pronostica ya "la previsible hostilidad con la que se toparía Panetta a su llegada a la CIA, una organización famosa por su recelo a los individuos ajenos al espionaje".
Prepárate, Panetta, dice en sustancia el cable: "Varios de los directores que llegaron al cargo sin experiencia en espionaje sufrieron turbulentos mandatos y se vieron forzados a tirar la toalla ante la oposición interna".
Otro cabezón de la agencia, Robert Grenier, ex jefe de contraterrorismo, 27 años en la CIA, tenía la lengua extraordinariamente suelta al comunicarse con la Associated Press: la falta de experiencia en la inteligencia le confiere a Panetta "una tremenda desventaja". Nada menos.
La búsqueda por Obama de un jefe para los servicios imperiales de espionaje fue desde el principio una verdadera pesadilla (...)
Y hubo que pasar a la lista de novatos que encabezaba Panetta.
Referencia obligada del funcionario que fracasó al penetrar sin credenciales el territorio de la sagrada agencia: el caso de John Deutsch, nombrado en 1995 sin las debidas conexiones en la mafia del espionaje, y que no aguantó los malos tratos de sus subalternos más de 18 meses.
Detalle revelador: no se menciona el hecho de que la candidatura de Deutsch había sido entonces propuesta, gestionada y defendida desde la Casa Blanca de Clinton. Por el propio Panetta.
A Deutsch, los cabecillas de la Compañía fueron hasta espiarle y  formarle un escándalo al encontrarle algún documento clasificado de la agencia en su computadora de la casa. Después de su renuncia. Una ejecución post-mortem (...)
A parte del escandaloso balance de atrocidades que valdrían a Bush y Cheney un juicio ante una corte internacional por crímenes contra la humanidad, si no fuesen monarcas yanquis,  Panetta tendrá que manejar muchos otros expedientes sucios.
En el caso de América Latina el conjunto de las operaciones encubiertas montadas en contra de todos los gobiernos que se atreven a defender su soberanía, desarrollar políticas de justicia social y a poner en su lugar los representantes del imperio, constituye una selva de conspiraciones de la cual no le será fácil de salir vivo.
Las conspiraciones de la USAID —ahora apodada Agencia Internacional  de Desestabilización— y su constelación de subsidiarios, de la DEA y demás aparatos de injerencia, siguen regando decenas de millones en una variedad de maniobras que buscan eliminar a gobiernos democráticamente elegidos (...)
Pura casualidad, el anuncio del nombramiento de Panetta ocurre a exactamente un año de la muerte del más honrado de los agentes que la CIA tuvo en sus filas.
Phillip Agee, ciudadano estadounidense, fue oficial de la Agencia Central de Inteligencia en América Latina durante doce años hasta que renunció en 1969 por motivos de conciencia.
 "Millones de personas en el mundo entero han sido matadas o, por lo menos, han visto sus vidas destruidas por la CIA y las instituciones que soporta", declaró Agee en una entrevista concedida en 1975.
 "Yo no podía quedarme sentando, sin hacer nada", añadía
GRANMA. 15-1-2009
 
 
"LA UE CARECE DE UNIDAD PARA RESPONDER A LAS EXIGENCIAS DE OBAMA"
Barack Obama, el presidente electo de EE. UU. tendrá que acometer un plato lleno de problemas cuando asuma el poder… y Europa será invitada a la mesa. Pero, ¿estará el Viejo Continente en condiciones de asumir sus responsabilidades actuales y tendrá la voluntad de aceptar nuevos compromisos?
Durante su campaña, el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que la guerra de Irak redujo las posibilidades de luchar contra los talibanes y Al Qaeda en Afganistán. Cuando llegue a la Casa Blanca, Obama pondrá más énfasis en Afganistán.
Con la seria crisis económica que sacude a EEUU, la nueva Administración tendrá poco espacio de maniobra financiero para aumentar los gastos en seguridad. Por ello, los analistas coinciden en que Obama recurrirá a la ayuda de Europa, por ejemplo pidiéndole que aumente el número de soldados en Afganistán.
Según el "think tank" Sociedad Alemana de Estudios sobre Política Exterior (DGAP) con sede en Berlín, la Unión Europea está dispuesta a satisfacer esas exigencias.
"Los Estados miembros de la UE deben tener claro dos cosas: ¿qué esperamos de los norteamericanos? y ¿qué podemos ofrecerles?", dice Eberhard Sandschneider, director de la DGAP. Como sea, actualmente la UE "no tiene capacidades para actuar".
Además, la presidencia rotatoria de la UE estará este año en manos de dos países pequeños y con poca influencia: la República Checa hasta junio y de julio a fin de año, Suecia. Ninguno de los dos podrá seguramente hacer que la UE adopte posiciones en conjunto, agrega Sandschneider.
Se espera que Obama busque más apoyo para Afganistán, sobre todo del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y de la Canciller Federal de Alemania, Angela Merkel.
Sarkozy ya ha insinuado que está dispuesto a aumentar el contingente militar francés en un par de cientos de soldados, si bien la misión seguirá estando sujeta a restricciones.
Tanto Alemania como Francia tienen estacionados en Afganistán 3.000 soldados. Pero su tarea está limitada a mantener la paz, reconstruir el país y capacitar fuerzas de seguridad locales. O sea que no participan en los duros combates en el sur y el este de Afganistán.
Algunos días después de la elección de Obama, Merkel dejó claro que no cederá a eventuales presiones para que Alemania envíe tropas a combatir.
Para poder convencer a Europa de la necesidad de ello, Obama deberá mantener un diálogo sostenido con los gobernantes europeos, dice Jakcson Janes, analista de la relaciones entre EE. UU. y Europa en el Instituto de Estudios Contemporáneos sobre Alemania de la Universidad Johns Hopkins. El nuevo presidente tendrá que convencer a la opinión pública en Francia y Alemania de que para asegurar una victoria de la OTAN en Afganistán es necesario combatir, no bastando con plantear exigencias.
"Obama debe dejar claro que no se está hablando sobre el presidente George W. Bush, sino sobre un marco estratégico", agrega Janes.
Por su parte, Sandschneider dice que ahora lo importante para el Gobierno de Alemania es sentar un buen ejemplo. "Los tiempos en que otros países garantizaban nuestra seguridad pertenecen al pasado", enfatiza, agregando que "la seguridad cuesta dinero y los políticos deben explicárselo a los ciudadanos".
Además, luego de años de quejarse de Bush, Europa debería ahora demostrar su deseo de ayudar a Obama a hacer frente a los grandes desafíos de política exterior que afrontará cuando asuma el poder, resalta Janes. Y agrega: "Los gobernantes europeos deben demostrar su voluntad de ayudar a Obama".
Las próximas elecciones parlamentarias en Alemania (en septiembre) no pueden ser utilizadas como un pretexto para reducir costos y rechazar responsabilidades en la política exterior, subraya Sandschneider (...)
DEUSTCHE WELLE. 15-1-2009

 

BRASIL Y SU PROYECCIÓN EN AMÉRICA DEL SUR: LA ESTRATEGIA DE DEFENSA
La pérdida de influencia política (aunque no militar) de Estados Unidos en América Latina, que el próximo gobierno de Barack Obama tendrá como misión revertir, es una oportunidad para que Brasil incremente su influencia regional. Basándose en que su desarrollo se apoya en una componente industrial relevante respecto de Venezuela y otros países de la región, busca definir un liderazgo recomponiendo su fuerza militar, en un punto de conciliación con Washington y con cierta autonomía en cuanto a las potencias del norte.
Un posible enfoque del gasto en defensa de América del Sur es compararlo con el gasto mundial. En 2007, fue de mas de 39.000 millones de dólares representando un 3% del gasto mundial, del cuál mas de la mitad correspondió a Brasil, seguido por Colombia (en el orden del 17%), Chile (13%) y Venezuela (8%)
(...) La estrategia militar considera que Brasil debe estar preparado no solo para defenderse de las agresiones, sino también de las 'amenazas' (...) el plan cuenta con suficientes elementos de soberanía e independencia nacional, que de ponerse en práctica, configurarán un rol de liderazgo regional.
Es un plan ambicioso que incluye no solo la reorganización y reorientación de las Fuerzas Armadas (FFAA) de Brasil, sino también la organización de la industria nacional del material de defensa.
La reorganización de las FFAA define nuevas directrices estratégicas basadas en 3 sectores decisivos para la defensa nacional: Cibernético, espacial y nuclear (...)
La reestructuración de la industria brasileña de material de defensa tiene como propósito, asegurar que el suministro y necesidades de las FFAA se apoye en tecnologías de dominio nacional, es decir lograr la autonomía tecnológica y la autonomía operacional de las 3 Fuerzas (...) por ello se priorizará la formación de científicos en ciencia aplicada y básica en los sectores espacial, nuclear y cibernético. El objetivo es desarrollar un 'complejo militar-universitario-empresarial', estimulando las iniciativas conjuntas entre las organizaciones de investigación de las FFAA, las instituciones académicas nacionales y las empresas privadas brasileñas, asegurando siempre el acceso a las informaciones de acuerdo a los intereses del Estado. Para ello están interaccionando el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Ciencia y Tecnología.
El plan liga la estrategia nacional de defensa con la estrategia nacional de desarrollo, es decir la capacidad de defensa del país soportará la construcción de un modelo de desarrollo propio, cuando llegue el momento de confrontar con intereses foráneos (...)
Se proyecta la fabricación de diversas clases de satélites (incluso geoestacionarios), vehículos lanzadores, plataformas de monitoreo aéreo y terrestre de alta resolución e instrumentos informáticos de enlace (...)
En materia nuclear Brasil respetará el uso pacífico, pero se reserva como necesidad estratégica desarrollar, dominar y mantener su independencia en tecnología nuclear, concretando entre otras iniciativas el desarrollo a escala industrial del ciclo del combustible nuclear (que incluye el enriquecimiento de Uranio, equivalente al de Irán), y el proyecto del submarino a propulsión nuclear (...)
Se facilitará la capacitación de la industria nacional de defensa para conquistar la autonomía en tecnologías indispensables para la defensa, aunque compitiendo con el exterior, comprenderá tanto la incentivación del sector privado como estatal, el que desarrollará aquella tecnología no rentable para el primero en el corto o mediano plazo. Se dará importancia al desarrollo y fabricación en el país de aeronaves de caza, de transporte y no tripuladas, helicópteros de combate y transporte, vehículos blindados, armamento inteligente, misiles, bombas y torpedos, radares, equipo y plataformas para guerra electrónica, sistemas de comunicaciones, municiones, entre otros.
El plan militar de Brasil estimula la integración con América del Sur y considera positiva la creación del Consejo de Defensa Sudamericano, sin embargo así como sistematiza la defensa ante amenazas y ataques externos, le da oportunidad para un expansionismo regional, que algunos analistas comienzan a denunciar (hasta con ciertas características 'imperialistas'). Fueron notables por ejemplo, las declaraciones del jefe del Comando Militar Sur de Brasil, general José Elito Carvalho Siqueira, durante la operación Frontera Sur II que movilizó una tropa de diez mil hombres, y en que se realizó una 'ocupación' de la represa de Itaipú: “...Ya pasó la etapa en que teníamos que esconder las cosas. Hoy nosotros tenemos que demostrar que somos una potencia, y es importante que nuestros vecinos lo sepan”.
El gobierno de George W. Bush sabe que es esencial tener a Brasil como uno de los principales aliados en la región (que junto con India lo considera como potencia emergente), y Obama probablemente profundizará ese rumbo de acercamiento cuando intente revertir la crisis de confianza en el liderazgo mundial de EEUU.
La política de Brasilia es oscilatoria y pragmática. A pesar de la divergencias que genere la vocación histórica de Brasil hacia el liderazgo, su relación con la Alianza Bolivariana de las Américas (Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba, Honduras, Dominica) y Ecuador puede inclinarse hacia la integración latinoamericana, o bien, sintonizarse según los intereses de Washington en la región (...)
ARGENPRESS. 29-12-2008
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad