La ministra atribuyó la responsabilidad del caos de Barajas… a la nieve

La nieve y Magdalena Álvarez

La Ministra de fomento Magdalena Álvarez debe pensar que le crecen los enanos. Y es que a la mujer el PP no para de acosarla, sus compañeros de defenderla y ella, ella en verdad hace poco o nada

0
0 votos
15-01-2009
Publicidad
Parece que con la importancia que tiene el Ministerio de Fomento, hayan puesto a la señora Álvarez de florero -mira que odio esa expresión- pero algo no cuadra. Con la importancia y el dineral que mueve ese Ministerio, que ella repita y siga, con la cartera a cuestas, con lo mal que lo tiene que pasar la mujer cuando le atacan con tanta saña el PP. Yo le darí­a el siguiente consejo, Magdalena, abre los ojos, porque da la sensación que tus propios compañeros te estén haciendo la cama. Parece que con la importancia que tiene el Ministerio de Fomento, hayan puesto a la señora Álvarez de florero -mira que odio esa expresión- pero algo no cuadra. Con la importancia y el dineral que mueve ese Ministerio, que ella repita y siga, con la cartera a cuestas, con lo mal que lo tiene que pasar la mujer cuando le atacan con tanta saña el PP. Yo le darí­a el siguiente consejo, Magdalena, abre los ojos, porque da la sensación que tus propios compañeros te estén haciendo la cama.
Con el último percance del que te acusa el PP y te defienden tus compañeros, como bien ha dicho tu “compi” Rubalcaba «Debemos todos compartir la responsabilidad y pedir disculpas a los ciudadanos. Es evidente que han fallado las medidas y las decisiones. Hay fallo de todos: Aemet, Fomento, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento», puedes sacar la conclusión de que Ministra de Fomento precavida vale por una.
Cuando llega el frió se pone en marcha el  Plan de Alerta Invernal, cuyo objetivo es prevenir, ante la alerta de fenómenos meteorológicos adversos, cualquier situación que afecte al normal funcionamiento de la vida diaria.
El sistema "Meteoalerta" que utiliza la Agencia Estatal de Meteorología incorporó al sistema español la misma metodología europea sobre la vigilancia de los fenómenos adversos e incluyó para ello cuatro niveles (verde, amarillo, naranja y rojo) de acuerdo con umbrales específicos en cada zona.
El nivel verde implica que no existe riesgo meteorológico; el amarillo que no existe riesgo para la población en general aunque la adversidad puede afectar a alguna actividad concreta; el naranja implica un riesgo meteorológico importante, y el rojo conlleva riesgos extremos.
En el Plan de Alerta Invernal 2008-2009 contempla cuatro niveles de activación en caso de nevada o de posibilidades de nevada:
Nivel 1, cuando hay riesgo de nevada superior al 80% en la ciudad. En este caso, están operativos dos vehículos que se sitúan en las bases por si acaso se produce un incidente.
 Nivel 2, cuando se detectan problemas de acceso en algunas zonas de la ciudad. En este supuesto, se desplazan los dos vehículos a la zona donde se presentan los problemas, a requerimiento de las unidades del operativo o bajo el criterio de la Central, con el fin de realizar tareas de apoyo a la intervención sanitaria, labores sanitarias o de protección civil. Si los problemas de acceso y / o movilidad son importantes se movilizan dos vehículos más.
Nivel 3, cuando hay presencia de núcleos de población aislada. Se desplazan a la zona 4 vehículos TT y el camión T-939 como "nodriza" de material.  También en este caso se realizan tareas de apoyo sanitario o de protección civil.
Nivel 4, cuando es solicitada ayuda por parte de la Comunidad Autónoma, ante lo cual se ponen operativos los 4 vehículos y el T-939 para apoyar en tareas sanitarias o de protección civil.
Ya lo sabes para la próxima nevada, más vale prevenir que excusarse.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad