Televisión

Niños americanos, animación en español

Ya no sólo las personas de origen latino son las que consumen televisión en español. El público infantil norteamericano se decanta mayoritariamente por los "dibujos" emitidos en nuestra lengua.

0
0 votos
15-01-2009
Publicidad
El éxito infantil televisivo de las pasadas navidades fue "Little Spirit: Christmas in New York", un cuento de Navidad que muestra la diversidad étnica de esta ciudad. La producción ha sido dirigida por el escritor y cineasta mexicano Leopoldo Gout, y fue estrenada simultáneamente en inglés (en la cadena NBC) y en español (a través de Telemundo). El éxito infantil televisivo de las pasadas navidades fue "Little Spirit: Christmas in New York", un cuento de Navidad que muestra la diversidad étnica de esta ciudad. La producción ha sido dirigida por el escritor y cineasta mexicano Leopoldo Gout, y fue estrenada simultáneamente en inglés (en la cadena NBC) y en español (a través de Telemundo).
Más evidente es el caso de la serie “Dora, la exploradora”, que desde hace años es la más vista entre los niños de 2 a 5 años. Cada mañana, millones de niños ven a Dora y a sus amigos visitar su mundo de fantasías, ayudar a los animales a encontrar a su familia, luchar contra la contaminación y resolver misterios. Gracias a Dora las palabras «amigo», «vamos» y «muy bueno» comienzan a hacerse familiares entre los niños norteamericanos.

Lisa Navarrete, la portavoz del grupo latino La Raza, dice que la serie demuestra que la televisión en español funciona en el mundo anglo. «Nickelodeon –el canal temático que emite la serie- está acabando con el mito de que las personas que no son latinas no ven programas donde hay protagonistas que hablen en español. Cuando las historias son buenas, la gente ve televisión en cualquier idioma», declaró al diario The New York Times.

Esta realidad contrasta con las declaraciones que el año pasado realizo el gobernador Schwarzenegger, cuando sugirió que se debía “apagar la tele en español”, ante un auditorio lleno de periodistas hispanos en San José (California). Al margen de sus cuestionables anhelos, su estado se ha situado actualmente a la cabeza del creciente bilingüismo que se impone en todo el país.
 
La continuidad de esta corriente hispanista esta pues asegurada en los Estados Unidos. No solo es imposible hacer desaparecer una lengua que antes se consideraba propia de inmigrantes, sino que se consolida entre los propios anglosajones, sobre todo los más jóvenes, que aprenden masivamente la lengua de Cervantes a través de la televisión.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad