Internacional, Alemania medidas económicas

Merkel lanza su segundo plan de medidas contra la crisis

El programa de inversiones se concentrará en las infraestructuras municipales y en la modernización de instituciones educativas y estará dotado con 18.000 millones de euros

0
0 votos
14-01-2009
Publicidad
La elección de los municipios responde, según Merkel, a la convicción de que allí­ es donde hay más necesidades de inversión y donde el dinero puede impulsar la economí­a y generar empleo.
 (EFE) La canciller alemana, Angela Merkel
(EFE) La canciller alemana, Angela Merkel
La elección de los municipios responde, según Merkel, a la convicción de que allí­ es donde hay más necesidades de inversión y donde el dinero puede impulsar la economí­a y generar empleo.

La canciller alemana, Angela Merkel, presentó hoy su segundo plan contra la crisis económica, dotado con 50.000 millones de euros, que combina inversiones públicas, apoyos a las empresas y rebajas fiscales.

"El programa está dotado con 50.000 millones, distribuidos en dos años. Sumado a nuestro primer programa coyuntural, representa el 1,5 por ciento del PIB", dijo Merkel al dar a conocer en Berlí­n el paquete de medidas con mayor dotación en la historia del paí­s.

El programa de inversiones se concentrará en las infraestructuras municipales y en la modernización de instituciones educativas y estará dotado con 18.000 millones de euros

La elección de los municipios responde, según Merkel, a la convicción de que allí­ es donde hay más necesidades de inversión y donde el dinero puede impulsar la economí­a y generar empleo.

En cuanto al mercado laboral, se han reforzado algunas medidas para apoyar a empresas que eviten despidos derivados de los problemas económicos actuales.

Además, el sector automotriz, uno de los pilares tradicionales de la economí­a alemana, recibirá apoyos puntuales y medidas para fomentar la innovación.

En el apartado fiscal, el que más controversia ha generado entre los aliados democristianos y socialdemócratas, se rebajará en un punto la tasa impositiva mí­nima -del 15 al 14%-, se incrementará la cantidad exenta de tributación y se matizará la progresión de las tarifas fiscales de manera que los aumentos de sueldo no se traduzcan sólo en el pago de más impuestos.


El ministro federal de Finanzas, Peer Steinbrück, ha reconocido que Alemania incumplirá en 2010 inevitablemente el pacto de estabilidad de la Unión Europea al registrar un déficit presupuestario que superará el 4 por ciento del PIB al aplicar el segundo programa coyuntural del Gobierno.

Ante la necesidad de financiar el segundo programa de medidas coyunturales aprobado por la gran coalición de gobierno, los partidos deberí­an ser sinceros y no hacer promesas que no se pueden cumplir en la campaña electoral para los comicios legislativos del próximo setiembre

Por otro lado, Steinbrück comenta que, debido a la actual crisis económica y financiera mundial, en los próximos diez años será imposible financiar una gran reforma fiscal en Alemania como reclaman los distintos partidos.

La estrategia de Merkel no es sólo rescatar a los bancos alemanes afectados por la crisis a través de inyecciones de capital y suministro de garantí­as estatales, sino actualizar las regulaciones del sector financiero en su totalidad.

La opinión pública ha expresado sus quejas por los altos sueldos que perciben los directivos bancarios después de que el gobierno alemán anunciase el plan de rescate. El pueblo también tiene sus dudas sobre que el plan para rescatar a los bancos se tenga que realizar con el dinero de los contribuyentes.

Sin embargo, el principal instituto de investigación económica de Alemania advirtió que, debido a la gravedad de la crisis financiera, el paí­s está al borde de entrar en un periodo de recesión. La entidad revisó a la baja sus previsiones de crecimiento económico para 2009 en el paí­s, desde el 1,4 por ciento hasta un pobre 0,2 por ciento.

Habrá que pensar en cómo reducir la deuda cuando las excepcionales circunstancias que atraviesan las economí­as occidentales en estos momentos hayan pasado, esperemos que después de 2010.

El Tratado de Maastricht sobre el déficit público, establece que éste no puede superar el 3%, pero Alemania lo ha superado en muchas ocasiones sin que hubiera ningún tipo de sanción.

Mientras Alemania rompe todos los acuerdos a su conveniencia con total impunidad, diciéndole no al plan de recate Europeo propuesto por Sarkozy, por que necesitan los recursos para llevar su propio plan de rescate adelante, apunto de entrar en recesión, la principal economí­a de Europa, no esta dispuesta a financiar ningún plan conjunto.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad