Condiciones de Vida:

La Tercera Edad también es rentable

Tiene 82 años y después de trabajar toda la vida en el campo cobra 450€ mensuales de pensión. Hace poco murió su marido con el que habí­a compartido tres décadas recogiendo los frutos de la tierra.

0
0 votos
13-01-2009
Publicidad
Según Francisco Sánchez del Corral de la Sociedad Española de Geriatrí­a y Gerontologí­a - SEGG - uno de cada cuatro personas mayores de 65 años dependientes sufre maltrato. Un 40% es por negligencia o abandono de sus familias o de sus cuidadores; no se les vista en la residencia, no se les cambia de postura en la cama… los datos son ciertos, la realidad bien distinta. Según Francisco Sánchez del Corral de la Sociedad Española de Geriatrí­a y Gerontologí­a - SEGG - uno de cada cuatro personas mayores de 65 años dependientes sufre maltrato. Un 40% es por negligencia o abandono de sus familias o de sus cuidadores; no se les vista en la residencia, no se les cambia de postura en la cama… los datos son ciertos, la realidad bien distinta.
La verdad es que el negocio de las residencias aumenta cada vez más generando 2.000 millones de euros de beneficios al año. Sin embargo existen 7 millones y medio de ancianos por debajo del umbral de la pobreza en España y de ellos 900.000 no pueden valerse por sí mismos. Entre el sector público y privado solo existen 3 camas por cada 100 personas mayores y de las 270.000 plazas que existen el 75% son privadas y ¡el 10% están vacías!. El sector público no atiende ni un 25% de las necesidades.
 
María es Técnico en Geriatría: “los ancianos están totalmente desprotegidos. Si tienes dinero, a partir de unos 4.000€ en cuenta, no te dan ninguna subvención. Hasta ahora incluso cuando la daban luego la recuperaban a través de los familiares o con la venta de sus propiedades. En el centro de la ciudad hay muchísimas casas que son de la Diputación porque se las han quedado”
 
La residencia más barata ronda los 1.200€ al mes, pero Pedro y Dolores solo reunían 900€ sumando las pensiones de ambos. “Después de trabajar 30 años en el campo esto es todo lo que nos dan. Mi marido se murió en las listas de espera, como quien dice. Tengo 82 años y no me tengo, pero no hay plazas, ni cuidadores… me han dicho que puedo contratar un servicio privado con la Cruz Roja, pero no me llega y mi hija no está para esto. Ya tiene bastante con lo suyo”.
 
“Claro que existen familias que desatienden a sus mayores, incluso se dan casos de cuidadores que los engañan para quedarse con su dinero. Pero el problema es de abandono por parte de la Administración, ahora quieren eliminar las viviendas comunitarias porque no les dan beneficio. Salen noticias de residencias o pisos de acogida en las que las condiciones son infrahumanas, pero lo que no sale es cómo quieren convertir esto en un negocio cada vez más rentable”, nos sigue contando María. Con 13.000 millones asignados, un plazo de 8 años para ponerla en marcha y sin los mecanismos para hacerlo, la Ley de Dependencia es un coche ruinoso y sin motor.
 
Aquí entran en escena los bancos que inventaron la fórmula de “la renta vitalicia” a cambio del patrimonio. Han estado concediendo préstamos por el 80% del valor de la vivienda. Luego, o se las arreglan para que los hijos pagen o se quedan con la casa – visto como está el panorama inmobiliario más bien lo primero -.
 
Pero las instituciones públicas han hecho otro tanto… ¿qué tipo de ayuda es la que te dan para luego recuperarla quedándose con tus propiedades? A esto hay que añadir los 3.000€ de media que cuesta una residencia privada.

Hay que decir que omitimos aquí todo lo que hace referencia a la propia concepción de la vejez - necesariamente reaccionaria - que da coherencia a las estructuras, modos sociales y al aspecto económico que es el único que aquí se trata. Parece ser que cuando dejas de trabajar y generar beneficio solo importa de dónde te pueden sacar más. Parecer ser que la “Tercera Edad” también es rentable.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad